Unos 1.700 proyectos inmobiliarios se reactivarían en las fases 1 y 2

A nivel nacional. Además, para impulsar la demanda, precios de las viviendas bajarían hasta en un 15%, según el Ministerio de Vivienda. En tanto, Capeco estima que unos 90 mil obreros de la capital se reintegrarán a sus labores.

La reactivación económica ya se encuentra en marcha y con ello los sectores comienzan a hacer todo lo posible para reducir el impacto que han dejado los dos meses de paralización de sus actividades. Uno de los que ya se encuentran haciendo frente a la pandemia es el sector inmobiliario. Tras dos meses de haberse frenado alrededor de 2.000 proyectos, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) estima que se reanuden 1.700 proyectos. Esto incluye tanto la fase 1 como la fase 2 de la reactivación económica.

Y es que como parte de la fase 1, el Gobierno ya había autorizado el reinicio de unos 707 proyectos en 16 departamentos del país que involucra una inversión de S/ 4.892 millones. Para la fase 2 se espera dar el visto bueno a 1.000 proyectos adicionales así lo señaló, David Ramos. “Antes de ingresar a la fase 2 hemos autorizado alrededor de 700 proyectos inmobiliarios a nivel nacional, concentrándose la mayor parte en Lima y estimamos que en esta fase 2 se va a poder registrar alrededor de otros 1.000 proyectos más”, apuntó el funcionario.

Como se recuerda, en la fase 1 se priorizaron los proyectos que habían quedado inconclusos antes de su paralización; es decir, los que estaban en etapa de excavaciones, estructura o acabados. Mientras que para la fase 2 se autorizó que puedan reanudarse los proyectos ligados a la construcción de todo tipo de edificios, como la vivienda unifamiliar, multifamiliar, condominio, oficinas, entre otros. El viceministro también anotó que para esta nueva etapa el reinicio de las obras será más ágil, ya que la autorización –de acuerdo con las disposiciones del Gobierno– es de manera automática, previo registro del protocolo sanitario en el Sistema Integrado para COVID-19 (Sicovid-19).

Empleo se reactiva

Durante los dos meses de paralización del sector construcción, la contracción ha sido fuerte. Reflejo de ello es el índice de consumo de cemento interno en abril, el cual se contrajo en -98,59%, según informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) en su avance coyuntural. El golpe ha sido muy duro, reveló Humberto Martínez, presidente de la Cámara Peruana de Construcción (Capeco), pues se paralizaron todas las obras de construcción, lo que generó que cerca de 140.000 obreros en Lima dejen de trabajar.

No obstante, el gremio de la construcción estima que unos 90.000 obreros de construcción civil retornarán a sus trabajos, como parte de las fases 1 y 2 del reinicio de actividades. “De los 140.000, se deben de haber incorporado en la primera fase en Lima alrededor del 30% y están camino a incorporarse en las semanas siguientes, hasta que lleguemos a un 75 % o auspiciosamente a un 80%. Vamos a llegar con suerte a que reingresen a las obras unos 80.000 o 90.000”, señaló.

Precios de las viviendas se reducen

Con el propósito de incentivar la compra de viviendas, las inmobiliarias han ofrecido una serie de flexibilidades en las condiciones de pago y descuentos que generan una reducción de hasta un 15% en el precio de la vivienda.

“El precio de la vivienda cae porque es natural, a menor demanda más incertidumbre con la colocación de vivienda y eso hace que el promotor ofrezca descuentos. El valor de la vivienda debe haber bajado entre un 10 % a 15 %”, señaló el viceministro Ramos. De acuerdo con el funcionario, esta reducción duraría hasta el tercer trimestre de este año, y a partir del cuarto trimestre los precios se recuperarían.

Para Humberto Marín, subgerente comercial de Urbana Perú, los precios de las viviendas han presentado variaciones a la baja, con el objetivo de impulsar la demanda. “Pero esto va manejándose en tiempos, para eso hay que ubicar cómo está el comportamiento de las etapas: ventas en plano, construcción y bien terminado”, precisó Marín.

Por su parte, Miguel Deustua, gerente general de Granadero Inmobiliaria, aclaró que más que una reducción de precios lo que se aprecia es que las inmobiliarias están ofreciendo más facilidades de pago a los clientes. Por otro lado, el presidente de Capeco dijo que los precios han tenido ajustes debido al impacto del COVID-19

Colocaciones

Como consecuencia de la paralización del sector y la incertidumbre en el mercado laboral, las colocaciones de viviendas sufrieron una contracción en los últimos meses. De acuerdo con Deustua, antes de la pandemia, el sector tenía un ritmo de ventas muy dinámico, lo que generaba buena perspectiva a las inmobiliarias. Debido a ello, en febrero las inmobiliarias lograron colocar 1.097 unidades. Pero en marzo, cuando solo se operaron 15 días, ya se sentía el impacto y pudieron colocar apenas 453 viviendas.

“Ha habido varios cambios en el precio de la vivienda. El primero de abril, los precios ya habían sufrido un ajuste, el segundo cambio es que han aumentado los descuentos. Hoy en día es un buen momento para comprar porque hay más poder del comprador”, anotó Martínez.

“En abril se colocaron solo 168 unidades, lo que significa que hubo una contracción de la demanda y el fundamento es el endurecimiento a las condiciones para la calificación del crédito hipotecario”, comentó. En esa línea, el líder de Capeco indicó que a pesar de tener meses duros –por la poca demanda–, en mayo se ha registrado una recuperación importante en la venta de vivienda. “No al 100% ni para cubrir lo que se esperaba, pero se nota una tendencia a la recuperación”, precisó Martínez.

Según detalló, en abril las inmobiliarias lograron colocar entre 40% y 50% de su meta, mientras que en mayo se logró un 80% del objetivo, por lo que se espera que este mes siga marcando su tendencia al alza. A pesar de ello, este año se colocarían menos viviendas que en el 2019. “Solo en Lima se colocaron 18.000 viviendas y creo que este año estaremos colocando con suerte unas 15.000 viviendas”, estimó Capeco.

Con respecto a la vivienda social, el viceministro Ramos indicó que se colocarían 3.000 créditos Mivivienda menos que lo proyectado a inicio de año. “En el caso del nuevo crédito Mivivienda puede haber una bajada, porque dependemos de las empresas. Pensábamos tener para este año entre 12.000 a 13.000, pero podríamos terminar entre 8.000 y 9.000, lo que significa que habría una reducción de 3.000”, precisó.

Venta presencial

Justamente para que se incrementen las colocaciones, los inmobiliarios piden que se permita la venta presencial, siguiendo los protocolos sanitarios. “Una caseta de venta tiene el mismo protocolo, porque se saca una cita y no es un sitio de gran afluencia”, explicó Juan Carlos Tassara, presidente de la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI).

Ante ello, el viceministro Ramos indicó que si bien actualmente está permitida la venta digital, el sector está en constante evaluación y no descarta que pueda incorporarse la venta presencial a finales de la fase 2. “Como sector esperamos que se abra pronto porque es un complemento para el desarrollo inmobiliario. Estimamos que pueda abrirse a finales de esta fase 2 o al inicio de la fase 3”, recalcó el funcionario.

Fondo Mivivienda busca reducir tasas de interés a créditos futuros

El viceministro de Vivienda y Urbanismo, David Ramos, manifestó que el Fondo Mivivienda (FMV) se encuentra explorando la posibilidad de solicitar una línea de crédito al Banco de la Nación, para que los programas sean sostenibles en el tiempo y a la vez permita que los proyectos futuros del FMV puedan tener una tasa menor a la que se ofrece actualmente.

“Es un préstamo al Fondo Mivivienda, es un convenio comercial. Está ligado a obtener líneas baratas. Lo que estamos buscando es que podamos ofertar líneas a los bancos vinculadas a los programas Mivivienda con algunas tasas menores a las que estamos prestando ahora, pero eso va a significar que sea para los créditos futuros”, explicó Ramos. Por otro lado, Juan Carlos Tassara, presidente de ASEI, adelantó a este medio que para seguir impulsando las colocaciones de vivienda se está buscando reducir el valor de la cuota inicial para los créditos que no sean Mivivienda.

“Para el crédito Mivivienda ya se bajó de 10 % a 7,5 %, y para los que no están en ese crédito parece que se va a aceptar hasta un 5 % de inicial, todavía no se lanza pero se está trabajando”, acotó. En esa misma línea, agregó que si bien es cierto no se tiene una cifra establecida de la nueva cuota inicial, se espera que esta sea entre 5 % y 7,5 %. “Aún no lo terminan de decidir los bancos, pero seguro en dos semanas se determina”, apuntó ASEI.

Las cifras

-98,59 % cayó el consumo interno de cemento en abril, informó el INEI. 2 mil proyectos se paralizaron por la COVID-19, según reveló el Ministerio de Vivienda.

Datos

Incentivo. El Gobierno elevó de S/ 34.400 a S/ 37.625 el valor del Bono Familiar Habitacional para Adquisición de Vivienda Nueva, mientras que para Construcción en Sitio Propio pasó de S/ 23.435 a S/ 25.800. También se incrementó el Bono del Buen Pagador hasta en S/ 5.900. Reconstrucción con Cambios. Se están reactivando 911 proyectos por S/ 2.257 millones.

Opiniones

•David Ramos – Viceministro de Vivienda: “Como sector esperamos que se abra pronto (la venta presencial) porque es un complemento para el desarrollo inmobiliario. Estimamos que pueda abrirse a finales de la fase 2 o a inicios de la fase 3”.

•Humberto Martínez – Presidente de Capeco: “Hoy en día ha habido varios cambios en el precio de la vivienda. Muchas inmobiliarias han hecho ajustes a los precios, el segundo cambio que se ha producido es que han aumentado sus descuentos”.

Referencia: Gestión

 

error

Para leer más artículos, sígueme.