Más de 21 mil empresas están autorizadas para operar

Fase 1 de reactivación. A nivel de sectores, en minería ya son 50 proyectos autorizados. En el sector construcción son 500 empresas aprobadas y más de 486 proyectos inmobiliarios. Por regiones, Lima, Arequipa y Cusco tienen el mayor número de empresas formales reanudando labores.

Del 11 al 31 de mayo, más de 21 mil empresas fueron autorizadas a retomar sus actividades en el marco de la fase 1 del plan de reactivación económica del país, luego de dos meses de paralizadas sus operaciones debido a la emergencia sanitaria por la COVID-19.

Según el balance presentado ayer por la ministra de Economía, María Alva, ante la Comisión Especial COVID-19 del Congreso de la República, de las 21 mil empresas habilitadas, 17 mil pertenecen al sector producción. La idea –dijo– es que en esta etapa la actividad económica suba de un 44% (por la cuarentena) a un 72,8%.

“Es importante avanzar con la reactivación porque necesitamos generar una mayor recaudación que nos permita pagar los materiales educativos y los sueldos a los médicos”, señaló Alva, agregando que “empresas y trabajadores deben respetar los protocolos sanitarios”.

Reactivación regional

Al respecto, explicó que “han sido prudentes” al momento de la reapertura económica, pues se ha considerado siempre el nivel de contagios por región. Según el mapa (ver infografía), Lima es la región con el mayor número de empresas autorizadas: 10.695 empresas en total al 31 de mayo.

Seguida de Arequipa con 1.041 empresas, Cusco con 558 y La Libertad con 522 empresas.

Por sectores

Con información del Ministerio de la Producción y de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), a la fecha, unos 50 centros mineros lograron reactivar sus operaciones, generando más de 60 mil puestos de trabajo. Entre los proyectos están Quellaveco, Mina Justa y Ampliación Toromocho, declarados de interés nacional.

Mientras que en pesca, el 85% del sector ya está activo, con 236 empresas con solicitud aprobada para retornar.

En tanto, en transportes se autorizó reiniciar operaciones en los puertos de Salaverry, Matarani y San Martín. Mientras que en telecomunicaciones 6 empresas vienen brindando servicios esenciales desde el día 1 de la emergencia, y con la reanudación de actividades, estas empresas ya están autorizadas para realizar interacciones con usuarios a través de todos los servicios de reparto.

La titular del MEF anotó que esta semana se publicará el decreto supremo que activará la fase 2 del plan de reactivación, “el cual incorporará la participación de más mypes, en línea con los programas de créditos (Reactiva Perú y Fae-Mype) que se están otorgando a favor de ellas”, señaló.

Sector construcción

Una de las actividades que comprendió este primer periodo fue el sector construcción. Desde el rubro, el pequeño empresariado señaló que existieron inconvenientes para operar, ya que primero había modificaciones intempestivas sobre los requisitos para reiniciar actividades, por lo que tenían que reformular sus protocolos.

Al respecto, Humberto Martínez, presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), indicó que en esta etapa no se obtuvieron los resultados esperados.

“Antes de la cuarentena, existían 1.800 proyectos de edificación a nivel nacional, y solo 500 han sido autorizados, lo que significaría entre 30.000 y 40.000 empleos, debajo de los 140.000 trabajos que había antes del 15 de marzo”, expresó.

Cabe agregar que también se autorizaron 10 proyectos de saneamiento. Mientras que en relación con el sector inmobiliario, el Ejecutivo autorizó 486 proyectos. Ricardo Arbulú, presidente del Comité de Análisis del Mercado de ASEI, sostuvo que existe un balance positivo para la primera etapa, ya que el rubro se pudo dinamizar. El experto espera que nuevos proyectos se sumen en la segunda fase.

Apoyo a independientes

Alva también adelantó que el Consejo de Ministros ya evalúa una serie de propuestas para seguir protegiendo a la población vulnerable, así como a trabajadores independientes.

Ante ello, indicó que se evalúan alternativas de financiamiento para quienes tributan en cuarta categoría. En el caso de las familias vulnerables, la titular del MEF señaló que se “evalúa ayudarlos con el pago de sus servicios”, “darles más liquidez”, así como aprobar un programa de seguridad alimentaria adicional a la reactivación de los comedores populares.

Finalmente, Alva adelantó que esta semana enviaría al Congreso un proyecto de ley que facilitará el cálculo para el pago total a los fonavistas.

Referencia: LR

error

Para leer más artículos, sígueme.