CaixaBank se queda con la joya inmobiliaria de Madrid

Ni Tesla, ni Microsoft ni Apple… El nuevo cubo de cristal que coronará la madrileña plaza de Colón será para CaixaBank. La entidad financiera ultima los detalles para cerrar el contrato como nuevo inquilino de esta icónica ubicación, que durante años fue sede corporativa de Barclays en nuestro país y que desde hace más de dos años compró el fondo de inversión asesorado por CBRE GI.

Con más de 40 años de antigüedad, la nueva propiedad puso en manos del prestigioso arquitecto Norman Foster la remodelación del edificio, ahora rebautizado como Axis, que consta de una superficie de casi 4.000 metros cuadrados construibles y consta de una planta baja y tres alturas. Pese al avance de las obras, todavía transcurrirá un año hasta que CaixaBank pueda ocupar su espacio.

De momento, la entidad financiera valora diferentes opciones para las posibilidades comerciales y de marca que ofrece la ubicación. Este inmueble representa la segunda pica de CaixaBank en el eje financiero del paseo de la Castellana, donde ya ocupa un edificio en la capital (frente al Hotel InterContinental) como sede corporativa, además del uso como importante oficina de negocios.

Por parte de CBRE GI, la culminación del nuevo inquilino pone fin a un proceloso periodo de reforma desde que adquirió la antigua sede de Barclays,ya que desde el primer momento la inversión contemplaba el reposicionamiento del activo tras una reforma integral. Sin embargo, el tiempo ha jugado en contra del comprador, ya que han pasado casi tres años desde la compra.

La llegada de CaixaBank a la plaza de Colón tiene cierta carga simbólica añadida, ya que fue la entidad catalana la que adquirió en 2014 la división de banca minorista y gestión de patrimonios de Barclays por 800 millones de euros. Ahora será competencia del banco español hacer suya la visibilidad que implica estar presente de esa manera en el epicentro del Madrid de los negocios.

Para leer más artículos, sígueme.