La Democratización de la inversión Inmobiliaria

La oferta requerida de los mercados inmobiliarios se traslada a la producción del sector construcción, generando bienes de capital, que permanecen en la economía y generan un flujo de servicios. El sector inmobiliario tiene dos tipos de efectos que impulsan el ciclo productivo: directos sobre inversión y empleo formal y, en segundo lugar, a modo multiplicador del consumo y acceso al financiamiento.

El desarrollo de este mercado requiere diferentes agentes, cuya participación ha estado limitada a grandes capitales para inversión directa o mecanismos de inversión indirecta con alta participación de inversionistas institucionales, pero, si tomamos como referencia las inversiones inmobiliarias administradas por FIBRA de US$15,000 millones en México, es evidente que el sector inmobiliario local está por debajo de su potencial, lo cual se demuestra en el limitado acceso a la inversión de personas naturales en la industria.

En ese contexto, los Fideicomisos de Titulización para la Inversión en Rentas de Bienes Raíces (FIBRA) surgen como medios de explotación inmobiliaria (generando rentas de alquiler), eficientes tributariamente, que cotizan en bolsa y generan rentas netas periódicas. El precio de sus certificados de participación es asequible, por lo que permite que tanto personas naturales como inversionistas institucionales inviertan según sus posibilidades.

Consideramos primordial que el desarrollo de los FIBRA permita cerrar las brechas de acceso al mercado inmobiliario y del desarrollo-penetración de la industria de bienes raíces a nivel local, logrando tangibilizar sus efectos potenciales en el crecimiento económico del Perú.

Fuente: P21.

 

Fondo Mivivienda: Oferta inmobiliaria a nivel nacional supera las 72 mil viviendas

De estos, Lima Metropolitana cuenta con una oferta de 45 mil 252 inmuebles distribuida en 235 proyectos.

La oferta inmobiliaria a nivel nacional asciende a 72 mil 349 viviendas, según informó el Fondo Mivivienda en el boletín estadístico de noviembre 2019.

Respecto a la oferta inmobiliaria de Techo Propio, Lima Metropolitana cuenta con 1 mil 582 viviendas, distribuidas en 8 proyectos. Mientras que en el resto del país se registra 24 mil 723 viviendas distribuidas en 97 proyectos.

Por el lado de viviendas sostenibles, existe una oferta de 54 mil 992 viviendas certificadas, distribuidas en 260 proyectos. De estas, el 77% corresponde a viviendas ofertadas en distritos de Lima Metropolitana y el 23% en provincias.

Asimismo, existe un total de 19 proyectos sostenibles en proceso de certificación, que suma una oferta de 2 mil 470 viviendas de las cuales el 48,8% se encuentran en el Lima Metropolitana y 51,2% en provincia.

¿Por qué adquirir una casa u oficina por Internet?

Existe una nueva manera de elegir la vivienda de tus sueños o el espacio ideal para trabajar al alcance de un clic y sin perder tiempo.

Encontrar nuestra futura casa ahora es una experiencia mucho más fácil y agradable. Desde un celular, tablet o PC se puede acceder a un gran catálogo de proyectos inmobiliarios gracias varias ferias digitales que ponen la información que necesitas al alcance de un clic.

 

“Estas ferias tienen la finalidad de llegar a todo el país, de una manera dinámica sin tener que desplazarse de proyecto en proyecto buscando información para decidir”, comenta David Vargas, gerente general de ASEI.

A través de estsa páginas, cualquier usuario podrá realizar una búsqueda de acuerdo a la ciudad y al distrito de su preferencia, y así elegir departamentos, casas y oficinas. Los filtros que brinda la plataforma ayudan a delimitar la búsqueda según el metraje del inmueble, precio en soles y en dólares, cantidad de dormitorios y baños, banco que financia e incluso etapa del proyecto.

Acceder a un crédito

Una vez que se elija el proyecto, la feria ayuda a saber si el usuario califica a un crédito hipotecario que le permita adquirir la vivienda. Esta feria digital cuenta con entidades bancarias como patrocinadores, por lo que el usuario puede realizar una consulta digital sobre su información y situación financiera para así tener la seguridad de que puede acceder al préstamo.

Beneficios

Una vez elegida la vivienda y habiendo confirmado con la entidad bancaria que se puede acceder al crédito hipotecario, el siguiente paso es acercarse al proyecto inmobiliario para realizar la separación respectiva. “Además del beneficio de haber podido elegir su vivienda con una mayor tranquilidad y paciencia, el usuario podrá acceder a un bono propuesto por el proyecto elegido”, asegura David Vargas.

MEF autoriza incentivos tributarios para inversión inmobiliaria

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) publicó hoy un decreto de urgencia que aprueba la ampliación de la vigencia de los incentivos tributarios para promover los Fondos de Inversión en Bienes Inmobiliarios (FIRBI) hasta diciembre del 2022.

A través del Decreto de Urgencia N° 009-2019, emitido hoy en el Diario Oficial El Peruano, se modifica el Decreto Legislativo de N° 1188, que otorga incentivos tributarios para promover los FIRBI, con la finalidad de impulsar el uso de este instrumento financiero y la profundización del mercado de capitales.

Se prorroga hasta el 31 de diciembre del 2022 el tratamiento del impuesto a la renta aplicable a la enajenación por aporte de bienes inmuebles al FIRBI y a la tasa de retención definitiva de las rentas de arrendamiento u otra forma onerosa de cesión en uso de bienes inmuebles atribuidas por el FIRBI, así como del Impuesto de Alcabala en las transferencias de propiedad de bienes inmuebles efectuadas como aportes al FIRBI.

Según información de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), al cierre de junio de 2019, la industria cuenta con 6 FIRBI inscritos en el Registro Público de Mercado de Valores (4 en etapa operativa), 120 millones de dólares colocados (5 veces más que el monto administrado en el 2016) y 720 partícipes (siendo el 98% personas naturales).

La naturaleza y horizonte de inversión de los subyacentes de estos vehículos de inversión inmobiliaria y la experiencia internacional indica que el plazo requerido para la estructuración y colocación de un instrumento como el FIRBI toma entre 12 y 18 meses debido al proceso operativo, legal y de selección de activos que este implica, por lo que resulta importante darle continuidad a los incentivos fiscales de largo plazo a los FIRBI.

Cabe recordar que el año pasado el Gobierno, comprometido con el desarrollo del mercado de capitales, aprobó modificaciones a la legislación tributaria a fin de establecer mejoras sobre el tratamiento tributario aplicable al FIRBI, vehículo de inversión que contribuye a canalizar mayores flujos de inversión hacia el mercado de capitales.

 

Así será el mercado inmobiliario en 2020

A partir de 2020 los inversores buscarán activos alternativos a la vivienda. Mientras, las inmobiliarias apostarán por la tecnología, y los ancianos compartirán casa con los jóvenes.

1. Adiós a los guetos de mayores

Ya están desapareciendo aldeas de jubilados en zonas rurales remotas, donde la edad media de sus habitantes rara vez es menor de 70 años. Según el nuevo modelo de jubilación, las personas mayores vivirán junto con gente de otras edades, a menudo en las ciudades, y mantendrán relaciones con sus vecinos.”Necesitamos un nuevo modelo de vida para la jubilación que no aísle a los ancianos en guetos de la tercera edad, sino que haga que vivan en un entorno mucho más estimulante”, declara Malcolm Johnson, profesor emérito de política sanitaria y social de la Universidad de Bath.

Johnson trabajó como experto en Old People’s Home for 4 Year Olds (Residencias de ancianos para niños de 4 años), un programa del Canal 4 de Reino Unido en el que un grupo de niños en edad preescolar vivieron en una residencia de jubilados. Las pruebas realizadas a los ancianos mostraron que su salud física y mental mejoró después de participar en el experimento.

Las características demográficas de Reino Unido cambiarán en los próximos 10 años. Según los datos oficiales, en 2032 habrá en el país un 26% más de personas mayores de 65 años y un 55% más de personas mayores de 85 años que ahora. “Estamos muy poco preparados para abordar esta situación”, asegura Phill Byliss, responsable de jubilaciones de Legal and General.

Al igual que otros, Byliss argumenta que hay que mantener a las personas mayores social y mentalmente activas.

Johnson añade: “Hoy en día muchos ancianos viven solos y su vida se va apagando por la falta de contacto humano. Suecia y Holanda son países pioneros en la atención de la tercera edad basada en la comunidad y tienen programas que llevan funcionando desde hace varios años. Lo que hacen no es perfecto, pero es un ejemplo de lo que se puede hacer”.

Estas ideas, como adaptar las viviendas a las necesidades de las personas con enfermedades relacionadas con la vejez, podrían reducir la presión sobre los servicios de salud pública.

La Bartlett School of Real Estate (BRE) y la Universidad de Loughborough han creado una casa piloto para personas con demencia: se trata de una casa victoriana de 100 metros cuadrados que ha sido adaptada para atender a personas con diferentes tipos y estadios de la enfermedad. Por otra parte, la empresa británica Kohab lleva tiempo construyendo viviendas en las que ancianos y jóvenes viven juntos. Su fundador Justin Shee se inspiró en Humanitas Deventer, una residencia de ancianos holandesa en la que los estudiantes viven gratuitamente en habitaciones vacías a cambio de pasar tiempo con los residentes mayores.

Uno de ellos es Harry ter Braak, de 91 años. En opinión del anciano, “lo que más me gusta es el ambiente humano que se respira en el centro y el hecho de que haya estudiantes alrededor. Vivir con estudiantes me ayuda a mantenerme joven”.

2. La tecnología lo cambiará todo

Cuando la agencia inmobiliaria online easyProperty empezó a operar en 2015 organizó un simulacro de funeral por las calles de Londres para anunciar la muerte de las agencias inmobiliarias físicas tradicionales, pero esta estrategia publicitaria salió mal. La agencia británica online Emoov cerró el año pasado, mientras que Purplebricks, que opera con agentes inmobiliarios autónomos y no tiene sucursales físicas, salió del mercado estadounidense. Según un informe de los analistas TwentyCi, la cuota de mercado de los agentes inmobiliarios online e híbridos se ha mantenido en torno al 7% desde hace varios años, mientras que las agencias físicas se han mantenido en su posición.

Sin embargo, la tecnología está transformando el mercado inmobiliario mundial de diferentes maneras. La inversión en la tecnología inmobiliaria está en auge: casi 20.000 millones de dólares en 2018, un 38% más que en 2017, según la firma de estudios de mercado Venture Scanner. Por ejemplo, el Vision Fund de SoftBank invirtió 865 millones de dólares en 2018 en la start up de tecnología inmobiliaria Katerra, y en el mercado inmobiliario en Internet Compass and Opendoor.

“Los últimos 12 meses han constituido un punto de inflexión en términos de cantidad de financiación y calidad y diversidad de nuevas empresas”, señala Clelia Warburg Peters, presidenta de Warburg Realty y cofundadora de MetaProp, un grupo de capital de riesgo de tecnología inmobiliaria de Nueva York. Aunque Warburg Peters ya no tiene relación con MetaProp, sigue invirtiendo en empresas de tecnología inmobiliaria estadounidenses. Según ella, la tecnología inmobiliaria seguirá el mismo camino que la tecnología financiera durante la próxima década y ampliará sus actividades de la venta de propiedades inmobiliarias a la construcción, la administración y el alquiler de inmuebles. Los inquilinos firmarán menos contratos de alquiler a largo plazo y pasarán de una casa de alquiler a otra, administrada profesionalmente. “Será un Airbnb con esteroides”, señala Warburg Peters. Las nuevas empresas también cambiarán la forma en que compramos, vendemos y financiamos nuestras casas.

Por ejemplo, la británica Wayhome es un puente entre los inversores individuales y los institucionales: al principio la propiedad de una vivienda es compartida. El comprador paga un depósito del 5% de su valor y Wayhome aporta el 95% restante. El comprador paga un alquiler por la parte de la casa que no es de su propiedad y puede comprar el resto gradualmente o de una sola vez. La estadounidense Point permite a los propietarios de viviendas vender parte de ellas. Normalmente ofrece comprar entre el 5% y el 15% de la casa a cambio de un crédito (con una comisión). Ganará dinero si el valor de la casa aumenta durante la inversión y el propietario le pagará la parte correspondiente del aumento, que puede llegar a ser una cantidad considerable. Si el valor de la casa no aumenta, el propietario obtiene un crédito a 10 años sin intereses.

Además, usando la tecnología blockchain, los propietarios pueden emitir fichas que representan una cierta cantidad de acciones de sus casas. Los inversores pueden comprarlas, convirtiéndose así en propietarios parciales. En otoño, ethereum emitió fichas para el primer gran proyecto de este tipo en Manhattan, valorado en más de 30 millones de dólares. Este año la alemana Brickblock fue la primera que hizo esto en Europa con una propiedad en Wiesbaden valorada en 2 millones de euros.

3. La vivienda dejará de ser una apuesta segura para los inversores

Sunny Mehat lleva seis meses intentando vender su casa de dos dormitorios en Vancouver. No parece fácil. En 2016, los precios en la ciudad canadiense aumentaron un 30%, pero las cosas han cambiado desde entonces.

El año pasado los precios cayeron más del 7%. “Tenemos mucho interés en vender, pero nadie se decide a comprar”, explica Mehat.

Este informático bajó el precio en dos ocasiones, y aun así sigue recibiendo ofertas tan bajas que no está dispuesto a aceptar. Si no le llega una oferta aceptable el mes que viene, alquilará el apartamento a la espera de que los precios se recuperen.

Es probable que a Mehat le toque esperar. En la última década, los bajos tipos y la facilidad para mover el dinero de un país a otro han transformado el mercado de la propiedad en ciudades como Vancouver, Londres, Nueva York y Sydney. Los precios de la vivienda se han multiplicado, pero los residentes no pueden hacer frente a precios tan elevados.

Foto: The landscape of the historic city.

Ahora, las autoridades han introducido cambios para contener la demanda de fuera. En Vancouver, por ejemplo, las autoridades introdujeron en 2016 un impuesto del 15% para los compradores extranjeros. Mientras los precios caen, los inversores se replantean sus carteras. “La propiedad no es un activo seguro como solía ser”, explica Neal Hudson, analista del mercado inmobiliario británico. “Hemos llegado al final de una era de crecimiento del valor de las propiedades”, explica Yolande Barnes, presidenta de la Bartlett School of Real Estate (BRE) del University College de Londres. “Con unos bajos tipos de interés, los precios de la vivienda sólo pueden subir con la inflación o si sube la rentabilidad de los alquileres”, explica.

“Los inversores han empezado a buscar otros activos con rentabilidades más estables”, explica Liam Bailey, responsable de análisis globales de Knight Frank. “Cada vez hay más gente en el mundo interesada en carteras de inversión con riesgos diversificados por sectores”, añade.

En los próximos diez años, Hudson prevé que haya un menor crecimiento de capital y tibios aumentos salariales en Reino Unido. Los consumidores de entre 20 y 30 años que compren un piso de dos habitaciones no podrán cambiarse a una vivienda mejor como hacían las generaciones anteriores. Aunque los precios no se incrementen, el poder adquisitivo seguirá siendo un problema para muchos. “Este será uno de los principales escollos en Londres y otras grandes ciudades”, explica Barnes.

Para los inquilinos, la próxima década podría haber más controles al alquiler, que ya se han introducido en París. En Londres, el alcalde, Sadiq Khan, ha pedido a las autoridades descentralizadas que gestionen el mercado del alquiler de Londres, cuyos precios se han disparado.

En la capital, el precio medio del alquiler de una habitación supera, de media, al de una casa de tres dormitorios en cualquier otra región de Inglaterra.

Para Heidi Learner, economista jefe de Savills en EEUU, otra fuente de preocupación son las restricciones a los flujos de capital transfronterizos como los impuestos en China. Washington estudia limitar las inversiones entre EEUU y China. “Esto podría perjudicar al sector inmobiliario porque ciudades como Vancouver y Nueva York se han beneficiado durante un tiempo del capital que sale de China”, explica.

El ranking de las burbujas inmobiliarias: cuántos años debes trabajar para comprarte un departamento en las ciudades más caras del mundo

¿En qué ciudades del mundo los profesionales tienen que trabajar una mayor cantidad de años para comprarse un departamento?

Esa fue una de las preguntas que investigó el estudio hecho por la consultora internacional UBS en su Global Real Estate Bubble Index.

Y aunque en las ciudades más caras del mundo el valor de las propiedades se ha ido a la nubes, hay una urbe que le gana a todas las demás por amplio margen: Hong Kong.

En ella un profesional que gana el doble del salario promedio local tiene grandes dificultades para comprar un departamento de unos 200 metros cuadrados.

“Los precios han superado con creces los ingresos en los últimos años”, señala el informe, algo que podría representar una amenaza para las propias ciudades.

“Si los empleados no pueden pagar un departamento, teniendo acceso razonable al mercado laboral local, el atractivo y las perspectivas de crecimiento de la ciudad en cuestión disminuyen”.

Las ciudades donde debes trabajar más años para comprarte un departamento, considerando que ganas más que el promedio de sus habitantes, son: Hong Kong, París, Londres, Singapur, Nueva York, Tokio y Tel Aviv.

Mirando la tendencia de las últimas dos décadas, en París, Hong Kong y Vancouver, el valor de las viviendas aumentó 150% desde 2000.

Sin embargo, el estudio también señala que en general, el precio promedio en las principales capitales del mundo, registró este año una pausa por primera vez desde 2012.

Hong Kong: 21 años

“Impulsado por la fuerte demanda de los inversores, el sentimiento general positivo y el miedo a perder ganancias de capital, el nivel de precios reales en Hong Kong aumentó más del doble entre 2008 y 2018”, explica el estudio.

Con todo, los expertos proyectan que los precios de las viviendas podrían caer el próximo año.

París: 15 años

París se convirtió este año en la ciudad europea más cara para comprarse una vivienda, entrando en un terreno de “burbuja inmobiliaria”, señala el informe.

“Los precios reales de la vivienda en la capital francesa han alcanzado un nuevo máximo histórico después de un aumento del 5% en los últimos cuatro trimestres”.

Londres: 14 años

Londres sigue siendo inaccesible para la mayor parte de la población, pero pese a sus altos valores, su riesgo de burbuja inmobiliaria está en declive.

“El auge del mercado inmobiliario de Londres ha terminado”, informa la publicación.

“Los precios, ajustados por inflación, han tenido una tendencia a la baja durante un tiempo. Han disminuido un 10% desde su máximo de mediados de 2016, y casi un 4% solo en los últimos cuatro trimestres, sin ningún cambio a la vista”.

Singapur: 12 años

Aunque Singapur es muy costosa, bajó en el ranking comparado con el de 2009, cuando comprarse una vivienda requería 14 años de trabajo.

“El mercado inmobiliario de Singapur es uno de los pocos donde la accesibilidad a la vivienda privada ha mejorado en los últimos 10 años”.

“Los precios actuales son similares a los de 2008, mientras que los ingresos de los hogares han aumentado un 20%”.

Nueva York, Tokio y Tel Aviv: 11 años

Para quienes ganan un salario promedio en Nueva York, Tokio y Tel Aviv, la idea de comprarse una vivienda está mucho más allá de su presupuesto.

Y aunque los precios en Nueva York no están tan altos como en 2006, aún son prohibitivos.

El riesgo de una burbuja inmobiliaria

Las burbujas de precios son un fenómeno recurrente en los mercados inmobiliarios. El término “burbuja” se refiere a un alza de precios sustancial y sostenida, cuya existencia no se puede probar a menos que explote, según la definición que utiliza UBS.

 

Más de 70 proyectos de vivienda en riesgo

Construcción. Capeco advierte que nuevas ordenanzas municipales y “observaciones” impiden el avance de obras inmobiliarias valorizadas en conjunto en US$ 2 mil millones.

Más casas, más tráfico. Es la premisa que algunos alcaldes de Lima han señalado para restringir y observar la ejecución de nuevos proyectos inmobiliarios en la capital.

A ello, se estaría sumando el rechazo de la Municipalidad de Lima de aplicar el decreto supremo N° 012-2019-VIVIENDA, emitido en marzo último, que modifica el reglamento especial de Habilitación Urbana y Edificación, y en que –entre otros– protege la construcción de viviendas de interés social, y flexibiliza el tamaño de los inmuebles.

Así lo advirtió el presidente de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), Humberto Martínez, quien señaló que son 77 proyectos de viviendas valorizadas –en conjunto–en US$ 2 mil millones, que están en riesgo porque “tienen licencias cuestionadas “.

“Se entienden las inquietudes por los problemas de estacionamiento y densidad, lo que no puede hacerse es que se detenga una actividad (de inversión)”, declaró.

Inversión inmobiliaria: ¿prevenir o regularizar?

Existe una interesante tendencia en el país que busca promover la “inversión inmobiliaria en bienes raíces” enfocándose principalmente en la perspectiva de la rentabilidad y la posibilidad de incursionar en este tipo de negocio sin necesidad de un capital inicial, utilizando como plataforma de lanzamiento una “networking” o red de contactos familiares, amicales, profesionales o de agentes inmobiliarios.


Sin duda se debe saludar todo emprendimiento o iniciativa de negocio en el plano inmobiliario. Sin embargo, resulta conveniente que los interesados conozcan también las implicancias puramente jurídicas de una inversión inmobiliaria, que incluyen aspectos como la “permisología urbanística”, los parámetros urbanísticos y edificatorios distritales aplicables al inmueble involucrado, la necesidad (de ser) y/o tratar con un agente inmobiliario (persona natural o jurídica) que tenga código concedido por el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, según la Ley N° 29080 y su reglamento aprobado por D. S. Nº 010-2016-Vivienda, que regula el rol del agente o “las cuestiones residuales de derecho”, tales como las dificultades que representan iniciar (o continuar) acciones judiciales (y previamente conciliatorias) para el desalojo y/o recuperación de un inmueble arrendado, así como el cobro de las rentas no pagadas por el moroso. Es bueno proponerle a una persona que pertenece a la “población milenial”, que es preferida por la banca para el otorgamiento de créditos en general, hipotecarios en mayor proporción, que compre un departamento y lo alquile (“inversión en segunda vivienda o no destinada a casa habitación”). Pero también es imperativo explicarle este posible y complicado horizonte jurídico.

También se puede convencer a un propietario que su azotea o aires constituyen un ‘capital muerto’ (activo que debería ponerse en valor y ser incorporado al sistema legal para convertirse en capital líquido), como lo llamó Hernando de Soto en su libro, El misterio del capital. Sin embargo, quien compra o vende aires o azoteas, debe tener certeza de las alturas permitidas en la zona, la factibilidad estructural o técnica del predio, los requisitos registrales para independizar aires, su tratamiento en el Reglamento interno, si se trata de un inmueble sujeto a “propiedad horizontal”, lo que incluye, por lo menos, el cumplimiento del requisito ineludible del acuerdo de la Junta de Propietarios antes de pedir una licencia de construcción y/o iniciar esta. En una inversión inmobiliaria “prevenir es cuatro veces más barato que regularizar”.

¿Qué busca el peruano al momento de adquirir un inmueble?

La ubicación, el precio y la confianza es lo que prima en la decisión final.

El mercado inmobiliario ha evolucionado en cuanto al perfil del usuario y sus preferencias. En la actualidad, hay una serie de atributos que el consumidor toma en cuenta al momento de adquirir un inmueble, ya sea oficina, departamento o vivienda.

Así lo informa el jefe comercial de Britania Inmobiliaria, Diego Briceño, quien nos detalla una serie de atributos esenciales que priman en la decisión del usuario al momento de adquirir un inmueble.

1. Ubicación

Lo que busca el comprador de un inmueble es adquirir espacios en zonas con vías accesibles y que permitan encontrarlo todo en un solo lugar (centros comerciales, bancos, notarias, entre otros), sin tener que moverse en auto, que goce de estacionamientos y sin caos vehicular. En ese sentido, zonas como Chacarilla Surco, San Borja o Caminos del Inca se están volviendo cada vez más atractivas.

2. Confianza

Para que el consumidor tome la decisión de adquirir un inmueble, es fundamental encontrar una empresa con respaldo y experiencia, debido a que, en muchos casos, es la única inversión de su vida. Hoy en día el consumidor está mucho más informado, y por ende se cuida mucho de no ser estafado y de ser asistido por una empresa confiable.

3. Precio 

Debe tenerse en cuenta que los precios en distritos como San Isidro han alcanzado picos nunca antes vistos en años anteriores.  En zonas como Chacarilla, por ejemplo, desde el 2006, en el cual la zona inició su auge inmobiliario, se destaca un ecosistema formado por una zona financiera con todos los bancos, centros comerciales, tiendas ancla, zonas de entretenimiento, gran número de estacionamientos públicos, bicicletas, ciclovías y muchas áreas verdes, lo que genera el crecimiento de la oportunidad de inversión en una gran relación precio-proyecto.

4. Infraestructura

Los cambios experimentados en el mercado laboral a partir de la digitalización de los servicios y la tecnificación de la mano de obra también están impactando en la implementación y redistribución de los espacios corporativos. Hoy la demanda se inclina a proyectos modernos y que cuenten con servicios integrados que van desde salones multiusos hasta bar inglés.
Britania es una empresa inmobiliaria creada hace 16 años que construye y vende viviendas y oficinas premium, con características innovadoras que se adaptan a las necesidades actuales de los compradores.

Para leer más artículos, sígueme.